Viscoelástica

Algunas de las principales ventajas que han convertido a la viscoelástica en uno de los materiales más demandados por una gran mayoría de usuarios en sus colchones, son las siguientes:

ADAPTABILIDAD

Esta propiedad hace referencia a la capacidad de la viscoelástica de adaptarse a la forma de cada cuerpo, independientemente de la postura que se adopte al dormir. Al tratarse de un material termosensible que tiene memoria, la viscoelástica crea un molde perfecto del cuerpo, favoreciendo una mayor relajación de los músculos y una gran sensación de confort durante el descanso.

GRAN CAPACIDAD DE RECUPERACIÓN

Una vez que deja de aplicarse presión sobre la viscoelástica, ésta recupera su forma original. Dependiendo de la composición de la viscoelástica, este proceso es más o menos lento. De esta forma, independientemente de la postura que adoptemos durante el descanso, la adaptación siempre será máxima.